‘Branding’ e ‘Inbound Marketing’

Las marcas son un potente activo del negocio porque generan demanda y preferencia de mercado, sin embargo, su gestión se complica con la demanda del consumidor, el incremento de canales, la necesidad de personalización, la conversación en tiempo real y, por supuesto, la competencia.

Hacer que una marca destaque ante la competencia es realmente laborioso.

Como marca debemos concebir algo más que un simple nombre: la marca es el sello, el espíritu, el símbolo con el cual se identifica a la empresa, o una combinación de todo ello, mediante la cual, los usuarios perciben una imagen válida de ella, en términos de calidad, confianza y pertenencia.

La marca es lo que nos distingue de la competencia.

¿Qué es el branding?

Pero primero vamos a definir que es branding. Es el proceso mediante el cual se construye una marca, comprendiendo este como el desarrollo y mantenimiento de un conjunto de atributos y valores inherentes a la marca y por la que esta será identificada por su mercado. Por ello, cada paso que da la empresa hasta convertirse en una marca rápidamente reconocible por sus clientes debe analizarse y seguir una estrategia previa.

Branding e Inbound Marketing: ¿Por qué deben ir unidos?

El ‘branding’ y el ‘inbound marketing‘ son términos que están muy relacionados, Por tal motivo, una buena estrategia de Inbound Marketing se puede ver reforzada por una estrategia de Branding, aunque no parezca así.

Si definimos una marca homogénea y ‘redonda’, nos será más sencillo encontrar su lugar en el mundo y en el mercado, y es en este punto en el que entra en juego el Inbound Marketing.

Y es que cuando hablamos de inbound marketing solemos pensar en leads, oportunidades o ventas y resultados, y nos olvidamos completamente del branding, que también es muy importante en las estrategias inbound.

Actualmente, vivimos en un mundo muy competitivo, globalizado, y en donde el desarrollo tecnológico avanza a una velocidad impresionante. Los consumidores son cada vez más exigentes y difíciles de conquistar, tienen el poder de echar a un lado todo el prestigio de una marca de la noche a la mañana en cualquier plataforma de comunicación digital siempre que no gestione correctamente la imagen de una marca.

Por esas razones, consolidar la marca a través de un buen branding es un trabajo duro y continuo pero necesario para cualquier empresa.

Para que el cliente sea consciente de sus diferentes períodos en el tiempo y sus procesos de aceleración, y no solo de los resultados en cuanto a número de visitas, leads y oportunidades comerciales. Es muy importante reconocer e identificar el fuerte impacto que tiene sobre la marca y su awareness.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *